Visión 2015: Empresarios y economistas.

Mejorar la competitividad sistémica del país. Por José Urtubey, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina.

urtu

La industria argentina dio un gran paso en los últimos diez años a través de un crecimiento cuantitativo de variables económicas fundamentales. El producto bruto industrial prácticamente se duplicó, sobre la base de la inversión y el consumo, con un crecimiento permanente de las exportaciones. Sin embargo, si analizamos el primer cuatrimestre del año, la realidad nos indica que tenemos importantes y sensibles desafíos a superar. ¿Cómo combatir la inflación sin que repercuta en la actividad económica?, es el gran dilema. Y la respuesta no es sencilla, menos aún tras la resolución de la Corte Suprema de los Estados Unidos que no hizo lugar a la apelación argentina por los holdouts, que tiene incidencia directa en la necesidad de aumentar los niveles inversión, para lo cuál el financiamiento es una herramienta clave.

Resulta paradójico que la misma administración que reestructuró la deuda y la pagó puntualmente ahora se encuentre en la encrucijada de un eventual default. La decisión de negociar con los holdouts debe transitarse en un camino de racionalidad, ya puesto de manifiesto con los compromisos asumidos ante Repsol y, posteriormente, con el Club de París.

En la medida que se logre la inserción financiera internacional de la Argentina, tenemos todas las potencialidades para desarrollarnos con inclusión social y, en este marco, el rol de la industria es primordial para agregar más valor local, calificar los recursos humanos, y generar más y mejores puestos de trabajo.

La competitividad es clave para pasar del crecimiento al desarrollo, es por ello que el sector industrial tiene que dar un salto cualitativo y cuantitativo, ya que es fundamental profundizar la visión estratégica de largo plazo a partir de un ejercicio colectivo de búsqueda de acuerdos compartidos.

Mejorar la competitividad sistémica del país resulta central para tener un territorio integrado y por lo tanto el federalismo económico no debe pasar únicamente por una expresión de deseos.

Hoy, el producto bruto geográfico per cápita de la provincia más próspera es 7,8 veces mayor que el de la provincia más rezagada y para que esta comparación encuentre un equilibrio debemos procurar, entre otras cuestiones, una mayor dotación de infraestructura, especialmente en los rubros transporte y energía, potenciando la accesibilidad y conectividad territorial.

Es vital pensar el territorio como plataforma estratégica de los procesos de integración regional, apostando al desarrollo de las economías regionales y no sólo a las industrias anexas a los grandes centros urbanos.

Con este objetivo por delante, resulta crucial fortalecer los mecanismos institucionales de diálogo, así como la construcción de puentes que posibiliten la articulación publico- privada, con sus consensos y sus disensos.

Fuente: www.ambito.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>