Por cuarto mes consecutivo, crece el crédito privado en junio

SIGUE FIRME EL AUMENTO DE LOS PLAZOS FIJOS PRIVADOS EN PESOS (DE CORTO PLAZO). CRECEN AL 42% ANUAL

not_795802_21_233057

Por cuarto mes consecutivo el stock de préstamos en pesos al sector privado registra una mejora. Comenzó el año creciendo a un ritmo inferior al 19% anual, a partir de marzo evidenció leves mejoras para alcanzar en lo que va de junio un incremento del 27% interanual.

El total de préstamos privados asciende a $ 608.106 millones. Si bien en términos reales, aún esta tasa de crecimiento es negativa en relación con las estimaciones privadas de inflación, el crédito continúa escalando posiciones en forma sostenida. Quizás no lo hace a la velocidad que desearía el Banco Central, y en particular el Palacio de Hacienda, con vistas a cosechar un mayor beneficio electo-

ral en octubre, dado que las financiaciones al sector privado pasaron a crecer a la mitad de lo que venían haciéndolo años atrás. Claro que esto es reflejo de la recesión por la que atraviesa la economía desde el año pasado.

Vale destacar que la evolución del crédito bancario es uno de los principales determinantes del nivel de actividad doméstico dado que financia aproximadamente el 75% de las transacciones económicas. También hay que tener en cuenta que la nueva estrategia de Economía de buscar financiamiento en el mercado local para cubrir el déficit fiscal y en lugar de recurrir plenamente a la emisión del BCRA, ha impactado reduciendo la oferta crediticia.

El panorama actual muestra que el desempeño del crédito privado sigue sosteniéndose en el furor de las financiaciones vía tarjeta de crédito que crecen al 44% anual (suman $ 126.361 millones y son el 22% del total general) y en los préstamos documentarios y personales que están aumentando un 32% y el 29% anual respectivamente (totalizan $ 143.536 millones y $ 133.627 millones respectivamente y representan el 23% y un 21% del total). Es decir que entre estas tres líneas de financiamiento privado se concentra el 66% del total de préstamos privados.

Cabe señalar que el balance anual muestra que el crecimiento de los préstamos privados se explica fundamentalmente por personales y adelantos en cuenta corriente y en menor medida por tarjetas de crédito y documentos.

Por otro lado, el comportamiento de los depósitos privados también está evidenciando el impacto de la política cambiaria y monetaria. Es que los depósitos a plazo fijo en pesos privados están registrando un fuerte aumento en los últimos meses y en lo que va de junio acusan un incremento interanual del 42% cuando el total de colocaciones privadas en pesos lo hace al 31% (los plazos fijos indexados por inflación crecen al 43%).

Pero más allá del incremento sostenido de los plazos fijos, el dato relevante es que cerca del 80% de ese aumento corresponde a colocaciones a menos de 90 días. Esto refleja las apuestas del público en cuanto al atractivo de los rendimientos en dólares (ante la devaluación promedio mensual del 1%) que ofrecen las tasas de interés en pesos ofrecidas por los bancos (que siguen siendo negativas en términos reales).

El análisis detallado da cuenta que cerca del 60% del aumento de los plazos fijos está explicado por las colocaciones a menos de 60 días, y el resto de entre 60 y 90 días. A contramano, se registra una caída de las colocaciones a largo plazo, a un año por ejemplo.

Además, con miras al 11 de diciembre debe tenerse presente que la situación es delicada ya que cerca de la mitad de las colocaciones privadas son de menos de $ 1 millón y son los más influenciables a las expectativas cambiarias.

FUENTE: www.ambito.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>