Editorial – 23 de Septiembre

Cuando Juan Manzur y Osvaldo Jaldo asuman el próximo 29 de Octubre al frente del gobierno de la provincia se encontrarán con una “pesada herencia” que les deja “un amigo”, José Alperovich. Los Indicadores de Desarrollo Humano son preocupantes y para nada alentadores. La pauperización y la falta de futuro de miles de jóvenes en la provincia es cuantificable. A esto hay que sumarle que los sectores privados no tuvieron la misma evolución que el sector público que creció vertiginosamente de la mano de un “rancio populismo”. Y por último la provincia necesita una profunda reforma política, institucional y electoral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>