ALVARO AURANE

Una de las características de la década pasada fue que desde la presidenta hasta los gobernadores, el de Tucumán por ejemplo, gobernaron poniéndose al margen del resguardo de lo permitido, y cayeron en la excepción (lo que esta afuera de la regla). Los líderes cuando son venerados, cuando hay masas fervorosas que los siguen, se tientan a ponerse por encima de las leyes y de las intituciones. Este fue el signo de la década precedente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>