Editorial

Tucumán enfrenta su futuro con signos socioeconómicos que se mantienen inalterables desde hace décadas. La pobreza es un estigma que pareciera no tener final. El porcentaje de personas en esta condición se modifica al ritmo de los procesos económicos, lo que da cuenta de la vulnerabilidad social de miles de tucumanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>