La reconciliación en Venezuela y Colombia, en el mensaje de Francisco

 

Francisco-Plaza-Pedro-Vaticano-EFEAlessandro_CLAIMA20160408_0034_28

ROMA.- En el cuarto mensaje navideño de su pontificado, antes de impartir la tradicional bendición urbi et orbi desde el balcón central de la Basílica de San Pedro, Francisco hizo ayer un enérgico llamado a la paz para todos los pueblos del mundo, en el que mencionó a dos países de América latina: Colombia y Venezuela.

Elogió el “nuevo y valiente camino de diálogo y reconciliación” emprendido por el pueblo colombiano y auspició que Venezuela pueda superar las tensiones actuales. “Pedimos concordia para el querido pueblo colombiano, que desea cumplir un nuevo y valiente camino de diálogo y de reconciliación”, dijo. “Que dicha valentía anime también a la amada Venezuela para dar los pasos necesarios con vistas a poner fin a las tensiones actuales y a edificar conjuntamente un futuro de esperanza para la población entera”, agregó, ante 40.000 fieles de todo el mundo que llenaban la Plaza San Pedro, decorada para la ocasión con un inmenso árbol de Navidad y un pesebre.

“Sobre todo en la ciudad de Aleppo, escenario, en las últimas semanas, de una de las batallas más atroces. Es muy urgente que se garanticen asistencia y consolación a la extenuada población civil, respetando el derecho humanitario”, dijo el Papa. “Es hora de que las armas callen definitivamente y la comunidad internacional se comprometa activamente para que se logre una solución negociable y se restablezca la convivencia civil en el país”, pidió.

Mencionó luego la amada Tierra Santa: “Que los israelíes y los palestinos tengan la valentía y la determinación de escribir una nueva página de la historia, en la que el odio y la venganza cedan el lugar a la voluntad de construir conjuntamente un futuro de recíproca comprensión y armonía”, exhortó.

En un mensaje en el que usó la palabra “paz” 20 veces y mencionó a 14 países de todos los continentes, pidió después por Irak, Libia y Yemen. En el continente africano, mencionó a Nigeria, “donde el terrorismo fundamentalista explota también a los chicos para perpetrar el horror y la muerte”; a Sudán del Sur, y a la República Democrática del Congo, países que podría visitar el año próximo. También clamó paz para las mujeres y hombres que todavía padecen las consecuencias del conflicto en Ucrania; para las “varias zonas” que afrontan sufrimiento a causa de peligros constantes e injusticias persistentes, y para Myanmar. Auspició asimismo que la península coreana “pueda ver superadas las tensiones que atraviesa en un renovado espíritu de colaboración”.

Pocos días después del atentado a un mercado navideño de Berlín que dejó 12 muertos y que conmocionó a Europa, el ex arzobispo de Buenos Aires pidió también paz para los que perdieron a un ser querido debido a “viles actos de terrorismo que han sembrado miedo y muerte en el corazón de tantos países y ciudades”.

“Paz -no de palabra, sino eficaz y concreta- a nuestros hermanos y hermanas que están abandonados y excluidos, a los que sufren hambre y los que son víctimas de violencia”, clamó el Papa, al mencionar a los refugiados y a los que hoy son objeto de la trata de personas.

La Mud descarta volver al diálogo en enero

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) descartó la restitución el mes próximo de las conversaciones con el gobierno venezolano, al que acusó de incumplir acuerdos. Esa situación aleja la posibilidad de que el país pueda encontrar una salida negociada a la compleja crisis que enfrenta.

“No existen condiciones para restituir el próximo 13 de enero un diálogo directo’, afirmó la MUD en un comunicado que difundió anteayer, en el que pidió al Vaticano, que actúa como facilitador en el proceso, que active los mecanismos para verificar “el no cumplimiento de los acuerdos” por parte del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

La alianza opositora sostiene que el oficialismo no acató el compromiso de fijar un cronograma electoral, no liberó a los presos políticos, no abrió un canal humanitario para recibir alimentos y medicinas del exterior, y mantiene su postura de enfrentamiento y desconocimiento de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

A pesar de la paralización del diálogo, la MUD pidió a la Santa Sede y al resto de la comunidad internacional mantener la ayuda “política y diplomática”.

Fuente: www.lanacion.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>