Peligro de extinción: diez empleos que en el futuro cercano serán sustituidos por robots

empleo en extincion

Recientemente hablaba con un amigo que es contador. Tiene su propio estudio contable y vive un estilo de vida de clase alta en los suburbios de Chicago. Dado que es contador y además tiene título en economía, naturalmente la conversación giró hacia el futuro de la economía. Dice que con gusto pagará la educación universitaria de su hija, siempre que no busque recibirse de contadora.

No es la primera vez que oigo a un padre decir que no quiere que siga su misma carrera; un abogado recientemente me dijo lo mismo. Y no es porque sientan que no han tenido éxito o que su carrera fue demasiado demandante. Ambos están en bastante buena situación y tienen mucho tiempo libre para pasar con sus familias. Es porque consideran que la perspectiva laboral futura en sus campos es mala debido a una cosa: la automatización.

Se predice que la automatización, que incluye tanto robots mecanizados (con forma humanoide o de drone) como programas de software de inteligencia artificial, eliminarán el 6% de los empleos en los Estados Unidos en los próximos cinco años. Y no son sólo los empleados de bajos salarios los que tienen que preocuparse.

Empleados altamente calificados de distintos sectores, incluyendo el de la abogacía y la contabilidad, podrían ver diezmados sus puestos de trabajo en la próxima década.

Un estudio de la consultora Deloitte estima que 39% de los empleos en el sector judicial podrían automatizarse en los próximos 10 años. Otros estudios han concluido que los contadores tienen un 95% de probabilidades de perder su empleo por la automatización en el futuro.

Mis amigos contadores y abogados tienen razón en orientar a sus hijos hacia otras profesiones, dice Phil Burton-Cartledge, líder del programa de sociología de la Universidad de Derby en el Reino Unido.

“En cuanto a consejos sobre educación superior, yo recomendaría a los estudiantes a orientarse hacia carreras más generalistas y no tan especializadas, se trate de ciencias sociales, naturales o de la computación. Una amplia gama de capacidades y conocimientos es la mejor manera de hacer que la gente esté a prueba del futuro teniendo en cuenta los desafíos que se vienen”, dice.

Pero no son sólo los profesionales del sector judicial y contable que verán desaparecer sus puestos de trabajo debido a la automatización. Trabajadores del conocimiento, del comercio minorista y manuales también verán declinar sus perspectivas de empleo. Estos son los trabajos que podrían verse más afectados.

1 – Vendedores de seguros

Los efectos de la automatización ya se sienten en el sector de seguros. En Japón, la compañía Fukoku Seguro Mutuo de Vida recientemente reemplazó a 30 de sus representantes para la venta de seguros médicos con un sistema de IA basado en el Watson Explore de IBM, informa el Guardian. El software puede “analizar e interpretar todos los datos, incluyendo texto no estructurado, imágenes, audio y video” mejor y más rápido que un humano, y puede “reducir drásticamente” el tiempo necesario para calcular lo que debe pagar la aseguradora, según un representante de la compañía.

2 – Cajeros y empleados bancarios

Primero fue el cajero automático el que redujo el empleo bancario, luego la app en el teléfono inteligente. Según un informe de CNBC es probable que muchos de los restantes empleos humanos de cajero y representante bancario sean eliminados por la inteligencia artificial (IA). No sólo la IA podrá realizar transacciones con efectivo sino que podrá abrir cuentas y procesar créditos a una fracción del costo y el tiempo que le lleva hacerlo a empleados humanos. “El cajero automático del mañana va a reemplazar al cajero humano”, asegura Andy Mattes, CEO de Diebold, una compañía de software financiero. “Puede hacer aproximadamente el 90% de lo que un ser humano y va a ser su sucursal bancaria en una caja.”

3 – Analistas financieros

Considerados en un tiempo indispensables para una compañía, los analistas financieros de buen ojo podían anticiparse a las tendencias, permitiendo a las instituciones adaptar sus carteras y ganar potencialmente miles de millones de dólares. Pero los analistas financieros humanos ya no pueden competir con el software de análisis financiero de inteligencia artificial que es capaz de leer y reconocer tendencias en datos históricos para predecir movidas futuras en el mercado. No es de sorprenderse que el cargo de analista financiero pueda ser el más afectado dentro del 30% de puestos de trabajo del sector bancario que se verán eliminados por la IA en los próximos 5 a 10 años.

4 – Obreros de la construcción

Los empleos de labor manual también están bajo amenaza por la automatización. Pronto se introducirán albañiles robóticos en las obras en construcción lo que permitirá reemplazar con cada máquina a dos o tres trabajadores humanos, según informa la revista Technology Review. La tecnología SAM (semi-automated mason, o albañil semi-automatizado) puede colocar hasta 1200 ladrillos al día, comparado con los 300 o 500 de un ser humano. Si bien se requiere de un hombre que trabaje con SAM para completar las tareas más sutiles, el uso de esta tecnología reduce la necesidad de los otros tres albañiles que se requeriría para hacer el mismo trabajo. También es probable que los operadores de grúas y los conductores de palas mecánicas sean reemplazados por máquinas controladas por IA en la próxima década.

5 – Jefe de inventario y repositor

El empleado del supermercado que coloca las latas en la góndola puede pronto dejar de ser humano. A medida que se vuelven más avanzados los robots son capaces de realizar acciones que antes requerían un par de ojos, tales como controlar el inventario en una góndola. Un robot de estas características, llamado Tally, está diseñado para auditar las estanterías y determinar qué ítems no tienen stock, ítems colocados en el lugar equivocado y errores de precios, según Inverse. Tally recorre las filas y usa múltiples sensores para escanear las estanterías, alertando al personal humano de lo que descubre.

Aunque un robot como Tally puede costar a las cadenas minoristas decenas de miles de dólares al contado, las empresas pueden ahorrar cientos de miles y hasta millones de dólares a la larga porque, a diferencia de los humanos, los robots no se enferman, no necesitan descanso ni jubilación y pueden recapacitarse en un instante con una simple actualización del software.

6 – Trabajadores agrícolas

Los trabajadores agrícolas están siendo reemplazados por robots de inteligencia artificial que pueden hacer todo, desde ordeñar vacas hasta cosechar lechuga. Un tambo familiar en Alemania es uno de los primeros en instalar robots para el Sistema de Ordeño Voluntario, que permite a las vacas ir hasta la máquina cuando desean ser ordeñadas, informa Modern Farmer. Y más de un millón de empleados de establecimientos agrícolas estadounidenses podrían verse reemplazados por máquinas inteligentes que hacen todo, desde quitar la maleza hasta cosechar manzanas, informa Quartz.

7 – Choferes de Taxi

Aunque los choferes tradicionales de taxi pueden estar sintiendo la competencia de Uber y Lyft, los conductores de todos estos ser vicios verán como se terminan sus empleos al llegar los vehículos autónomos.

Y son las compañías de viajes compartidos las que están ansiosas por sacar a los conductores de los autos. Como ha dicho el CEO de Uber, su servicio sería mucho más barato y sus ganancias mayores si no hubiera “que pagar al otro tipo en el auto”. En los próximos 10 años ciudades de todo el mundo tendrán taxis autoconducidos. Uber está probando este tipo de vehículos y Singapur es el primer país que ya tiene docenas en los caminos.

8 – Obreros industriales

Es común escuchar a políticos populistas decir que volverán a traer el empleo industrial de regreso a los Estados Unidos. Pero eso no va a suceder. Incluso China, el país donde existe la mayor cantidad de empleos manufactureros del mundo, verá reducida su fuerza laboral industrial por robots en el futuro cercano. De hecho ya está sucediendo. Foxconn, el fabricante que hace de todo, desde el iPhone hasta la Xbox, recientemente reemplazó 60.000 trabajadores con robots.

9 – Periodistas

Lamentablemente, ni siquiera mi puesto de trabajo está a salvo. Resulta que escribir no es un problema para la tecnología de la inteligencia artificial. En 2014 la agencia de noticias Associated Press comenzó a usar un software inteligente para escribir informes trimestrales de ingresos. Todos los trimestres se escriben hasta 3000 informes con IA, informó Verge. Es totalmente posible que existan sitios de contenido en el futuro sin escritores humanos.

10 – Estrellas de cine

Es posible que veamos a actores que aparezcan tan jóvenes en las películas como cuando debutaron en la pantalla grande. Últimamente a Hollywood le han gustado técnicas avanzadas de IGC que han permitido incluso resucitar a actores muertos: el ejemplo más notable es el del personaje Grand Moff Tarkin protagonizado por Peter Cushing en Rogue One: Una historia de Star Wars. En la misma película de 2016 Carrie Fisher también apareció como la Princesa Leia de 21 años de la primera película de la Guerra de las Galaxias.

Es posible que si los estudios y el público abrazan la tecnología de resurrección IGC, haya menos empleos para nuevas estrellas de cine potenciales en el futuro, dado que las mismas estrellas bien amadas de hoy (y ayer) podrían seguir apareciendo y “actuando” en grandes producciones por muchas décadas. En realidad, el uso de la IGC para llevar actores a la pantalla grande recientemente fue el tema de una excelente película de ciencia ficción llamada El Congreso, con la actriz Robin Wright haciendo de sí misma.

Entonces qué significa esto para el futuro del trabajo

¿El mundo se volverá un lugar en el que la automatización está en todas partes y el empleo es escaso? Burton-Cartledge dice que todo depende del tipo de políticas que desplieguen los estados para manejar este problema.

“Actualmente la automatización procede a un ritmo relativamente lento porque hay abundante oferta”, dice. “Pero si el nuevo presidente de los Estados Unidos, y el actual gobierno del Reino Unido deciden restringir la inmigración, habrá menos oferta. Al mismo tiempo, la generación de los baby boomers se está jubilando y retirando del lugar de trabajo y las generacionales siguientes son menos numerosas. Con menos oferta de mano de obra es probable que aumenten las demandas salariales y la solución para proteger las ganancias será invertir en más automatización. Por lo tanto en el peor de los casos aumentará el desempleo”.

Pero hay esperanzas. Burton-Cartledge dice que la gente que elija carreras creativas, en tecnología o en salud, en las que sea central la toma de decisiones sobre relaciones, se verá favorecida por la próxima ola de automatización del trabajo. Y a esto se suman las políticas que podrían adoptar los gobiernos para evitar o al menos mitigar los problemas que traerá la automatización.

“Una de estas políticas podría ser la introducción de un ingreso básico para todos los ciudadanos, que daría independencia a la gente del trabajo como fuente de ingresos, dándoles también libertad para correr riesgos, tales como crear una nueva empresa” dice Burton-Cartledge. “O, alternativamente, se podría compartir los beneficios de la automatización reduciendo la semana laboral. ¿Si la automatización significa mayor productividad necesitamos que haya gente trabajando 40 horas semanales junto a la masa de gente que no encuentra empleo?”

¿Una semana laboral más corta? Quizá la automatización no sea algo tan malo.

Fuente: www.lanacion.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>