Impactante: Crean molécula capaz de detener el envejecimiento

vejez

La búsqueda de la “Fuente de la juventud” lleva miles de años sin éxito aparente. Desde la primera mención que se conoce, allá por el siglo IV antes de nuestra Era, hasta hoy, fueron muchos los que se aventuraron en hallarla sin resultados. Pero se ve que eso de perseverar rinde sus frutos, porque hoy la fuente de la inmortalidad, esa que tanto obsesionó a personajes como Alejandro Magno o Aldolf Hitler -quienes realizaron grandes esfuerzos por dar con ella-, parece salir del misticismo y entrar en el mundo de la realidad.

Sucede que un grupo de investigadores de la Universidad de Erasmus, en los Países Bajos, desarrolló una molécula capaz de detener el envejecimiento, o al menos retrasarlo significativamente. La probaron en ratones envejecidos y el resultado fue un notable rejuvenecimiento. “La esperanza es que (la molécula) pueda hacer lo mismo en nosotros”, le dijeron los científicos a la prestigiosa revista Science donde se da cuenta del descubrimiento.

¿Cómo es esto? Las responsables del deterioro de los tejidos de nuestros cuerpos son las células viejas, denominadas senescentes (es decir, muy viejas para volver a duplicarse), que “permanecen en el cuerpo” a pesar de que ya no funcionan bien. Esto contribuye a muchas enfermedades vinculadas con la edad, como enfermedades cardíacas, artritis o diabetes.

La molécula diseñada por los científicos, liderados por Peter de Keizer del Centro Médico de la Universidad de Erasmus, obliga a las células senescentes “a suicidarse”. “Cuando una célula ya no hace bien su trabajo, emite una proteína, llamada p53, que la destruye. Sin embargo las células viejas evaden el efecto de la p53 a través de otra proteína, la FOX04”, explica Keizer. “La molécula (denominada péptido) contrarresta el efecto protector de la FOX04”, añade.

Según Francis Rodier, biólogo celular de la Universidad de Montreal en Canadá, esta es la “primera vez” que alguien demuestra que es posible “deshacerse de células senescentes”, sin efectos secundarios.

La diferencia con otros estudios

En 2015, investigadores de la Clinica Mayo realizaron un estudio similar al de la Universidad de Erasmus, aplicando en ratones varios compuestos conocidos como senolíticos, que retrasan el envejecimiento. Los resultados, que fueron publicados en la revista especializada Aging Cell, demostraron que el uso de estos compuestos puede evitar las arriesgadas cirugías en pacientes cardiovasculares. Sin embargo, según apunta la revista Science, “la desventaja de los senolíticos está en que, al eliminar las células viejas que causan el deterioro, también pueden llegar a destruir células sanas”.

En cambio, la molécula diseñada por Keizer es selectiva; es decir, solo causa la muerte de las células dañadas. El equipo de Keizer inyectó el péptido en ratones que sufrían una mutación muy particular: envejecían el doble de rápido que los ratones normales. Estos roedores empiezan a perder su pelaje cuando apenas tienen unos pocos meses, además de sufrir daño en los riñones y deterioro general.

La investigación, publicada en marzo en la revista científica Cell, confirma que el péptido revirtió el daño de los riñones y aumentó la densidad del pelaje en los ratones. Incluso fueron capaces de dar más vueltas en sus ruedas de entrenamiento.

Los efectos positivos también aparecieron en ratones normales, y los científicos esperan que el péptido pueda funcionar en humanos. Sin embargo, la nota de Science advierte que destruir un gran número de células senescentes podría perjudicar a los pacientes de cáncer.

De Keizer apunta que mientras no se confirme si el péptido también mata a las células cancerosas, que son parecidas a las células viejas, no es posible empezar las pruebas con personas. Una de las pocas ventajas de las células senescentes es que “ayudan a cicatrizar las heridas”. Sin embargo, de probar que el péptido puede eliminarlas del cuerpo, sin causar efectos secundarios, esta podría ser la primera molécula capaz de detener, o al menos retrasar sensiblemente, el envejecimiento.

Juan Carlos Izpisua Belmonte, científico del Instituto Salk en La Jolla, en California, que recientemente publicó un estudio separado que indicaba que el envejecimiento podría ser reversible, describió este trabajo como “excelente”. “Creo que los enfoques que apuntan a la eliminación de células senescentes probablemente estarán en ensayos clínicos en los próximos años. Péptidos como este están casi listos para entrar en ensayos clínicos”, se entusiasmó.

¿Estamos los humanos ante el descubrimiento de la “Fuente de la juventud”? Habrá que ser paciente y esperar. Después de todo, perseverar suele lleva al triunfo.

Fuente: www.clarin.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>