Freno a las mentiras

Muchos ciudadanos de la capital tucumana hicieron conocer a los distintos poderes públicos y a la sociedad, a través de los medios de comunicación, que han sido víctimas de un embuste por parte de empresas constructoras, que se valen de fidecomisos para construir departamentos, sin poner en riesgo sus patrimonios. Entonces ante incumplimientos (no entrega de unidades o entregas defectuosas) se sienten amparados en ese instituto económico valioso, pero vapuleado por estas malas prácticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>