Ciudadanía peligrosa

La responsabilidad de las instituciones de una República en la creación de hábitos y costumbres que ayuden a desarrollo y al equilibrio social es insoslayable. Permitir conductas disrruptivas sin que reciban la penalidad prevista constituye una forma letal de funcionamiento que evita la formación de una ciudadanía virtuosa. En Tucumán esta deuda institucional se hace cada vez mas palpable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>