Los robots buscan mejorar sus movimientos con músculos artificiales

tecnologia

Un equipo de científicos de Estados Unidos desarrolló un material sintético suave y elástico que reproduce las características de los músculos humanos -como empujar, estirar, doblar, retorcer y levantar peso- y permitirá mejorar la fabricación de robots , informó hoy la revista Nature Communications.

Los expertos del laboratorio de Máquinas Creativas de la Facultad de Ingeniería de Columbia, dirigido por Hod Lipson, resolvieron así uno de los grandes obstáculos en la creación de robots suaves “cuyas acciones puedan emular los actos y movimientos de sistema biológicos naturales”, explicó el artículo.

Este tejido, que cuenta con una “habilidad expansiva intrínseca”, es tres veces más fuerte que el músculo humano, tiene una gran capacidad de estiramiento y resistencia y es suave al tacto, explicaron los expertos, citados hoy por la agencia EFE.

La iniciativa tuvo sus antecedentes en otros desarrollos académicos dentro de un área conocida como soft robotics, que apunta a crear prototipos que no sólo tienen exteriores flexibles sino que, al igual que muchas estructuras biológicas, funcionan gracias a que contienen una red de canales huecos por los que se hace pasar un fluido a presión. El MIT presentó hace unos años un prototipo de robot blando que emula los movimientos de un pez bajo el agua.

El material, que se puede crear con impresoras 3D para obtener la forma deseada con precisión, fue elaborado por Aslan Miriyev con una goma de silicona con etanol distribuido a través de microburbujas.

Según los investigadores, es “fácil de fabricar, barato y está elaborado con materiales seguros para el medio ambiente”. Los científicos probaron este músculo artificial activándolo eléctricamente en varias funciones robóticas.

En esos experimentos, demostró una gran capacidad de expansión y contracción, entre otras propiedades que pueden ser útiles “para la fabricación de robots que deben interactuar con el público”, por ejemplo en el sector sanitario, indicaron.

“Nuestro material suave y funcional puede servir como un músculo suave pero fuerte, y posiblemente revolucionará el modo en que hoy se diseñan las soluciones para la robótica suave”, afirmó Moriyev.

“Puede empujar, estirar, doblar, retorcer y levantar peso. Es el material artificial más parecido al músculo humano que tenemos”, aseguró.

Así funciona un pez robot con un diseño blando (en inglés)

Lipson señaló que, si bien se han hecho grandes avances “en los cerebros de los robots”, sus cuerpos “aún son primitivos”.

Con el nuevo material, se “superó una de las principales barreras para la fabricación de robots de apariencia humana”, agregó.

De acuerdo con el artículo, los investigadores seguirán desarrollando el material y sus funciones, para mejorar su velocidad de respuesta y su durabilidad, y su intención final será introducir inteligencia artificial para emular un movimiento natural.

Fuente: www.lanacion.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>