El Gobierno descarta el polémico impuesto a la renta financiera

renta financiera

El Gobierno descartó la implementación de un impuesto a la renta financiera. Así lo aseguraron a Clarín las más altas fuentes de la Casa Rosada. Es después del impacto que tuvo en los mercados la versión de un gravamen del 35% publicada por este mismo diario el viernes pasado.

“No habrá un impuesto a la renta financiera, no se puede avanzar ahora con algo como eso”, dijeron en el círculo más cercano al Presidente de la Nación. La versión ya había tenido ayer impacto en el mercado de los bonos de la deuda del país.

Antes, otras fuentes habían descartado de plano que tal impuesto pudiera ser retroactivo, como circulaba en muchas versiones que corrían por el mercado. Se aseguraba que el Gobierno así intentaba apropiarse de parte de la renta generada por el negocio de las Lebacs. “No se podría, hacer impuestos retroactivos es inconstitucional”, explicaron en los despachos más cercanos al de Mauricio Macri.

El viernes, en su columna habitual de Clarín, Marcelo Bonelli había asegurado: ”
El impuesto a la renta financiera será más fuerte que lo previsto: llegará al 35% y alcanzará a todas las colocaciones bancarias. Entre ellas, la poderosa bicicleta de las Lebac y hasta los plazos fijos superiores a un monto por determinar. Se calcula que pagarían todas las operaciones superiores a 500.000 pesos. Este tributo sería una de las vedettes de la reforma impositiva que el Gobierno prepara a toda marcha y proyecta presentar después de las elecciones”.

“La nota de Bonelli repercutió en Nueva York un día tarde, y puso ruido en los precios de los bonos de la deuda argentina“, explicó un economista muy vinculado al mercado financiero..

El riesgo país, que venía en baja la semana pasada y había cerrado el viernes por debajo de los 370 puntos, subió a 375 el lunes y 377 el martes. Eso encarece el costo de la colocación de nueva deuda para el Estado y para los privados.

El Gobierno ya había intentado aquietar esas versiones, citando a economistas de porte a despachos oficiales para asegurarles que el impuesto a la renta financiera no estaba en su agenda del momento. Pero los diálogos uno a uno no habría tenido el efecto esperado.

Bonelli había precisado en su columna que “el gravamen al ahorro se aplicará sobre el excedente de la colocación financiera. En otras palabras: 35% sobre la utilidad que generen las Lebac o los plazos fijos”. Y agregaba que “la Casa Rosada propone llegar a esa tasa máxima, también en forma gradual, en un plazo de 3 años. Y podría ponerle al gravamen una escala semejante a la que existe en Ganancias”.

La discusión iba a ser incluida en el proyecto de reforma impositiva que el Gobierno baraja por estas horas y que pretende se discuta en una mesa amplia con gobernadores y legisladores en forma paralela al Presupuesto.

Como parte de esa discusión, la Casa Rosada quiere que se empiece a debatir la rebaja de algunos impuestos. Propondrán por ejemplo una reducción de las alícuotas de Ingresos Brutos que cobran las provincias, y la Nación propondría una reducción del impuesto al Cheque. Son los gravámenes más distorsivos del país, coinciden los empresarios. Pero en ambos casos los rebajas rebajas serían graduales, pautadas en plazos anuales.

El problema que enfrentan los funcionarios es que esa reforma impositiva debe tener, plantean, un “efecto neutro“. Dado el nivel de déficit fiscal, toda rebaja de un impuesto debería ir acompañada de una suba en otro.

El proyecto de un impuesto a la renta financiera generaba internas dentro del propio Gobierno, tal como había adelantado ya Clarín. Se opondría al mismo el ministro de Finanzas Luis Caputo, a quien se le complicaría la colocación de nueva deuda. Y también el efe del Banco Central Federico Sturzenegger, quien en las últimas horas ha sido ratificado y avalado por el propio Presidente delante de su círculo más estrecho..

Caputo ya había hecho públicas sus críticas. En diálogo con El Cronista, aseguró: “El tema de la renta financiera lo estamos analizando. Tengo que reconocer que tengo sensaciones encontrada ya que si bien es justo porque está en todo el mundo, no sé si es el mejor momento porque de corto plazo no nos va a dar algún beneficio”.

Fuente: www.clarin.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>