Calvario urbano

En el momento en que desapareció, Paulina Lebbos, el 26 de Febrero de 2006, era gobernador todopoderoso de Tucumán, José Alperovich. Este ex mandatario tuvo una actuación errática, que pasó por distintas fases: primero aseguró que se estaba cerca de encontrar a los culpables del horrendo crimen, luego entró en la etapa del desinterés por la verdad, como si se tratara de un episodio menor. Por último decidió acusar al padre de la joven de “hacer política” con la muerte de su hija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>