Una forma de vivir

En el mundo empresario hay  una enfermedad que hay que adquirir indefectiblemente que es «la calidad». Los actores del mundo del trabajo tiene que tener las capacidades necesarias para desarrollar su tarea diaria, disposición para enfrentar la rutina y compromiso para entregar toda su energía para alcanzar los resultados esperables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *