Un verano con precios calientes achica los márgenes para cumplir la nueva meta

inflacion

Un poco por decisiones del Gobierno pero también producto de situaciones inesperadas del exterior, los argentinos enfrentan un primer cuatrimestre del año con fuertes aumentos de precios.

Los anunciados ajustes de tarifas de servicios públicos (electricidad, gas, agua, transportes), a los que se sumó la desregulación del mercado de combustibles, que ya produjo un salto en las naftas en torno al 8% desde principios de año, y la depreciación del tipo de cambio de más del 15% desde comienzos de diciembre, ponen presión al Índice de Precios al Consumidor (IPC), que se espera termine el primer cuatrimestre del año consumiendo la mitad de la meta anual, establecida por el gobierno en el 15%.

Hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer el IPC nacional correspondiente al mes de enero. Las estimaciones privadas van del 1,6% al 2,3%, aunque hay consenso en que más allá del dato final se consolidará un nivel apenas por debajo del 2%, con una tendencia semejante para los meses de febrero, marzo e incluso abril.

“Hay un combo complejo pero no ajeno a decisiones del gobierno, como la suba de tarifas, o el cambio de metas de inflación para reducir las tasas de interés reales”, sostuvo Lorenzo Sigaut Gravina, economista jefe de Ecolatina. Con un primer cuatrimestre en que el IPC se moverá cerca del 7,5%, “en cuatro meses te comiste la mitad de la meta anual”, graficó.

Para febrero está prevista la segunda etapa del incremento de la electricidad, también arrancaron este mes las nuevas tarifas para el transporte en el Área Metropolitana y en el verano está el factor estacional del turismo. A esto se suman este mes los incrementos de prepagas, en marzo el inicio de clases, con todo lo que eso supone, y en abril un nuevo ajuste en las tarifas del gas. Para Sigaut Gravina “la clave es lo que ocurra con las paritarias”, porque “si movés todo junto, vas a tener más inflación y será difícil cerrar en 15% sin cláusula gatillo”.

Por su parte, Rodrigo Alvarez, director de la consultora Analytica, estimó para el primer trimestre del año un índice de más del 6%, con un enero entre 1,6% y 1,7%, en línea con que dio el IPC de la Ciudad (ver nota). En este contexto, consideró que “es un trimestre complicado” en materia inflacionaria, frente a lo cual el Gobierno “tiene que empezar a anclar expectativas” e “intentar cerrar el primer trimestre por debajo del 6%, aunque será difícil perforar ese número”. Alvarez explicó que el Banco Central debe trabajar para construir credibilidad porque tras el cambio de metas de inflación, la suba del dólar y la volatilidad internacional por la suba de tasas en Estados Unidos “el mercado está recalculando”.

Desde CyT Asesores Económicos estiman para el primer mes del año un alza de 2,3% en el índice de precios, empujado por alimentos, donde inciden los aumentos en frutas y verduras por una cuestión estacional, y en aceites, más ligado a los movimientos del tipo de cambio. “Sería un error extrapolar los resultados del primer trimestre para el resto del año”, explicó Camilo Tiscornia, director de CyT Asesores Económicos.

Al respecto, estimó que “el Banco Central no debería relajar mucho las tasas de interés, hacerlo sería una mala señal en momentos en que se discuten las paritarias, el contexto internacional es complejo y la inflación sigue alta”.

Fuente: www.elcronista.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>