El valor de la sanción

El delito es una actividad económica que no tiene reparos morales ni contemplaciones de ningún tipo. Es el ejercicio de una forma de procurarse un buen vivir, sin preocuparse por las consecuencias ni los daños que se ocasionan a terceras personas. Por eso el Estado debe ser implacable a la hora de enfrentar estos actos humanos inaceptables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>