Dolor dilatado

A pesar de los años que transcurrieron desde el brutal atentado terrorista contra la AMIA en Argentina, la verdad no se asoma en los tribunales, como es de esperar en un Estado de Derecho, donde el diseño institucional marca las responsabilidades de los distintos poderes que lo componen. Con la elevación a juicio oral la causa del encubrimiento de los responsables del atentado, denunciado oportunamente por el asesinado fiscal, Alberto Nisman, contra Cristina Kirchner y ex funcionarios de su gobierno, la luz vuelve tenue a querer alumbrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>