Rompevidrios

Una modalidad de delito que no era muy hatibual en Tucumán pero que los delincuentes la frecuentaron, durante unas semanas. Como algunos tipos de delitos, tienen procesos de reiteración y otros de letargo. Se trata de «marcar» a la víctima, generalmente mujeres solas que van al volante y en el asiento del acompañante llevan la cartera. Ellos, siempre em motocicleta, se le paran al lado cuando se detiene en un semáforo, le rompen, con extrema fuerza y violencia, el vidrio de la ventanilla y le sustraen su pertenecia. Dura segundos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *