Ezeiza zona roja

En el aeropuerto internacional Ministro Pistarini, se desbarató una banda que abría impunemente algunas valijas, previamente señaladas por quien a traves de un escáner observaba el contenido y les robaban objetos que tenían un valor comercial y otro emocional. Utilizando sus puestos de trabajo y los instrumentos confiados para que cumplan con sus obligaciones, degeneraron en una aborrecible banda que arruinaban emocionalmente a quienes volvían de vacaciones. Esa repugnante actividad delictiva sigue vigente hoy, bajo un lema imaginario: «Bienvenidos a Argentina».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *