Ley que quema

La ley que le dió media sanción la Cámara de Diputados, que retrotrae los precios de las facturas de algunos servicos públicos a diciembre 2017, incomoda al gobierno y lo pone frente a un problema de difícil solución. Se enfrenta a pagar un costo político elevado, en un momento donde las encuestas no lo favorecen. Por eso la atención ahora estará posada en la decisión del Senado de la Nación. A Macri se le complicó el escenario con una rapidez inesperada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *