Voces ambiguas

Si el comercio ilegal de drogas crece deberíamos preguntarnos quien lo ayuda. Su acierto y puntería no es solo el resultado de la imaginación y esfuerzo. Hay algo más detrás. Es atinado pensar si quienes debieran estar en la vanguardia en realidad no estarán cómodamente ubicados en la retaguardia, lejos de la inflexible voluntad de enfrentar tamaña ilicitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *