Estado y partido

La presidencia del Partido Justicialista en Tucumán permanece en manos de Beatriz Rojkés de Alperovich. El gobernador, Juan Manzur, es un ahijado político del ex gobernador. Esto permite que esta situación se mantenga, aunque no se sabe cuanto tiempo. Mientras tanto van creciendo los cuestionamientos a la falta de movilización del partido en abierto y explícito apoyo a la gestión de gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *