No maltratar, no pegar

Los casos de violencia doméstica y violencia de género no son actos individuales, por el contrario son cuestiones sociales delicadas y preocupantes. Se trata del sufrimiento humano que muchas personas experimentan a causa de la violencia sufrida en ámbitos domésticos o en ambientes de relaciones sociales estrechas y a veces íntimas. Si bien se definió el marco conceptual, se sancionaron leyes protectivas, se crearon espacios de atención y mecanismos para prevenir, erradicar y castigar estos casos, falta un camino por recorrer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *