Historia presente

El Concejal de San Miguel de Tucumán, Raúl Pellegrini, no duda en resaltar que la decisión del municipio de expropiar la Casa Sucar para transformarla en un museo fue un indudable acierto. Pero reconoce que la lucha comenzó gracias al tezón y movilizaciones de un grupo de vecinos, valerosos y concientes, que se opusieron a su demolición para ejecutar un emprendimiento inmobiliario. El progreso tiene muchos beneficiarios pero pocos impulsores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *