Curiosidad creativa

La investigadora del Conicet, Julia Fariña, desarrolla su trabajo junto a otros investigadores en el PROIMI (Planta Piloto de Procesos Industriales Microbiológicos). Nos detalló como trabajan con micoorganismos existentes, de manera controlada y registrada, para emplearlos en procesos industriales y farmacéuticos, generando beneficios para la salud humana, la economía y el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *