Para fomentar la alimentación saludable, las empresas del sector proponen restringir la publicidad para niños

alimentacion

Preocupados por la alimentación saludable y los índices de la obesidad infantil, los titulares de 13 empresas elevaron una propuesta para que la publicidad de alimentos dirigida a niños menores de 12 años cumpla con ciertos requisitos: que sólo se difundan productos que cumplan criterios nutricionales, es decir, limitados en sodio, grasas y azúcar, y los que no superen las 200 calorías por porción individual envasada.

La Industria de Alimentos y Bebidas (IAB) y la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), elaboraron una iniciativa que sirva para fomentar los hábitos de consumo saludable desde el momento en que se ven en la pantalla.

Por eso, la propuesta firmada por 13 marcas de alimentos y bebidas apunta a que las publicidades difundidas a través de televisión, radio y gráfica dirigida a los niños menores de 12 años se realicen en base a criterios nutricionales que se basen en diferenciar los tópicos publicitarios de los destinados al rotulado, no promover alimentos que excedan los límites de sodio, grasas y azúcares o que tengan más de 200 calorías por porción.

Para cumplirlo, se trabajará en esta medida durante 12 meses, es decir, para que se ponga en marcha desde el octubre del año próximo y luego se realizará una fiscalización a las compañías que decidan suscribirse a este modelo. Es un sistema de auditoría externa anual que realizará un monitoreo en períodos relacionados a cuatro fechas clave: vacaciones, pascuas, día del niño y navidad.

En este sentido, se considerará que una publicidad está dirigida a menores de 12 años cuando el 35% o más de la audiencia del medio o del programa esté compuesta por esa franja etaria.

La presentación fue encabezada por Daniel Funes de Rioja, presidente de Copal y vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, quien dijo que la Argentina no debe olvidarse de ser el “supermercado del mundo”.

“Tenemos que tener respuesta para los hábitos de consumo y para eso se necesidad responsabilidad empresarial. Malnutrición y obesidad es prioridad en la agenda de la Argentina en el G20. El país necesita un rol empresario activo, tenemos la personalidad y el título como para expresarnos y asumir responsablemente estos compromisos”, sostuvo.

Por su parte, el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, expresó: “Queremos ser supermercado y no sólo granero del mundo. Dar condiciones de competitividad para que nuestros alimentos lleguen con los mejores precios a todas las góndolas del mundo”.

La licenciada en nutrición, Laura Romano, analizó que lo que más preocupa a la industria alimenticia es el sobrepeso y la obesidad infantil, pero consideró que el primer paso es cambiar el concepto de dieta por la incorporación de nuevos hábitos alimenticios.

“Una dieta lleva a patrones restrictivos que generan ansiedad. De hecho, lo peor a la hora de hacer una dieta es el efecto rebote. Las personas con más sobrepeso son los más expertos en dietas porque son los que más han sufrido esos efectos”, opinó, y propuso calcular un plan de alimentación que se base en un 80% de comida saludable y un 20% de “espacio para el disfrute”.

Según los especialistas, el objetivo es reducir la exposición en los menores a alimentos y bebidas de exceso de azúcar, grasas y sal, y que las empresas colaboren a asumir una actitud más responsable frente a las costumbres alimenticias.

Entre las empresas, se adhirieron Arcor, Bimbo, Baggio, Grupo Cepas, Coca-Cola, Danone, Ferrero, Mastellone Hnos, Molinos, Mondelez International, Nestlé, Pepsico y Unilever.

Fuente: www.lanacion.com.ar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>