La industria se derrumbó 11,5% en septiembre, según el Indec

industria

Por el salto del tipo de cambio en agosto -el valor del dólar aumentó en casi $10-, la industria se derrumbó en septiembre 11,5%, mientras que la construcción tuvo una caída de 4,2% interanual, según indicó hoy el Indec . En el año, en tanto, la industria acumula una baja de 2,1%, mientras que la construcción muestra un crecimiento de 6,4%, impulsado por el dinamismo que tuvo a comienzo de año.

Según el estimador mensual industrial (EMI) que publica el Indec, la industria alimenticia -que es la que más incidencia tiene dentro del indicador- presentó una contracción de 3,2% en comparación con el mismo mes del año pasado. Dentro de este sector, la molienda de cereales y oleaginosas tuvo un retroceso de 8,8%. “A diferencia de la medición de la actividad, en el caso de la industria todavía sigue el efecto de la mala cosecha, que impacta por la baja disponibilidad de materia prima”, explicó Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma.

El sector automotor, que en los primeros nueve meses acumuló un crecimiento interanual de 10,3%, en septiembre se contrajo 15,7% por la menor demanda interna y por una caída en las exportaciones a Brasil.

“Se trata de la peor caída de la industria desde mayo de 2009. Lo que venía haciendo que el EMI no cayera tanto era el bloque automotriz y la producción de minerales no metálicos, que ahora sufrieron una contracción. Lo que sigue amortiguando el número estadístico es la siderurgia”, dijo Caamaño, que para octubre espera también una baja, pero menor: “La producción de autos cayó 11,8% el mes pasado, según Adefa, y los despachos de cemento aceleraron su caída en un 9,6%, lo que impacta directamente en los minerales no metálicos. Igualmente, el punto de comparación de octubre del año pasado es menos exigente, por lo que creo que septiembre será la peor contracción del año”.

Por lo tanto, de los 12 bloques industriales que mide el Indec, todos sufrieron una disminución menos el rubro de metálicas básicas, que creció 2,7%. Los sectores que más cayeron son la industria textil (-24,6%), la edición e impresión (-21,6%), la metalmecánica excluida la industria automotriz (-20,5%), los productos de caucho y plástico (-20,4%) y la industria del tabaco (-15,8%). Los siguen la industria automotriz (-15,7%), la refinación del petróleo (-11%), el bloque de papel y cartón (-8%), la elaboración de sustancias y productos químicos (-4,7%), la industria alimenticia (-3,2%) y los productos minerales no metálicos (-3%).

Se trata del quinto mes consecutivo que el EMI presenta una caída interanual, luego de contraerse 1,2% en mayo, 8,1% en junio, 5,7% en julio y 5,6% en agosto, por el efecto de la sequía y la devaluación. Además, es el segundo mes donde el acumulado del año comienza a mostrar datos negativos.

“Como era de esperar, el empleo industrial siguió en retroceso. En agosto (último dato disponible) expulsó a 4162 trabajadores. Si bien el sector viene achicando la planta, la caída se aceleró tras la corrida cambiaria: entre abril y agosto la baja mensual del empleo fue, en promedio, de 4500 trabajadores, mientras que en el primer trimestre había sido de 2300. Hoy, el nivel de empleo se ubica en niveles similares a los peores registros de 2009″, analizó la consultora LCG.

“Además, las expectativas se mantuvieron muy pesimistas: el 60% de las empresas encuestadas espera bajas en la demanda interna en los próximos meses. En marzo, antes de los cimbronazos del frente externo, esa proporción era de apenas el 11%. Otro punto interesante es que, a pesar de la suba del tipo de cambio, las expectativas en cuanto a la evolución de las exportaciones se mantienen prácticamente constantes”, agregó LCG.

Por su parte, Juan Ignacio Paolicchi, economista de EcoGo, indicó: “Hay un fuerte desarme de stocks por los costos de financiamiento, que es una contracara del dato de la recaudación del fisco. Hay tanta recaudación en concepto de IVA (además de la formalización de la economía), porque el desarme de stocks lleva a las empresas a dejar de comprar para producir”.

La construcción también cae

En cuanto al sector de la construcción, el Indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC), que también mide el Indec, acusó la peor caída desde febrero de 2017. Las ventas de insumos en septiembre muestran bajas de 13,8% en cales, 10,6% en cemento portland, 9,4% en ladrillos huecos, 7,4% en pinturas para construcción, 5,4% pisos y revestimientos cerámicos, 4,7% en hormigón elaborado, 3,8% en mosaicos graníticos y calcáreos, 3,5% en artículos sanitarios de cerámica, 1,9% en asfalto, 1,1% en placas de yeso y 1% en hierro redondo y aceros para la construcción.

En tanto, con relación a igual mes del año anterior, hubo subas de 12,7% en yeso y de 11,3% en el resto de los insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción).

“No es tanto las tasas altas de interés lo que repercutió en la construcción, sino la volatilidad macroeconómica. También estuvo el freno de la obra pública, que se ve en la contracción del asfalto. El sector privado, en tanto, estaba muy apalancado en los créditos UVA, que bajaron fuertemente, ya que los bancos fueron endureciendo las condiciones de los préstamos y las propiedades se volvieron más caras en pesos. Creo que, a diferencia del EMI, el ISAC puede seguir profundizando el ritmo de caída”, concluyó Caamaño.

Fuente: www.lanacion.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>