Ideas que maduran

No siempre una nueva propuesta o un nuevo planteo que se realiza públicamente, independiente de quien lo haga, es aceptado inmediatamente. Todo requiere su tiempo, porque la sociedad tiene que asumir lo nuevo como una realidad peculiar con la que tiene que convivir. Es un proceso mental individual y colectivo que tiene una camino que recorrer. Cada idea tiene su tiempo, ni antes ni después.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *