La industria trabajó al 63,3% de su capacidad en noviembre

industria

 

La utilización de la capacidad instalada volvió a anotar una contracción en noviembre, al caer 5,9 puntos porcentuales en la comparación interanual al 63,3%, informó ayer el INDEC. También se vio un aumento en la capacidad ociosa en relación con octubre, al registrar una merma de 1,5 puntos. El resultado estuvo en línea con lo esperado y se dio en concordancia con la fuerte baja que anotó la producción industrial en el mes, del 13,3%, de acuerdo con el organismo estadístico, alcanzando así el peor resultado del año para este indicador.

La caída de noviembre confirma el impacto de la recesión, que se profundizó en el último trimestre del año. Una de las principales preocupaciones está relacionada con que el sector de la industria es intensivo en lo que es el empleo de mano de obra, de modo que estas caídas anticipan un deterioro en los indicadores sociales, de empleo y de ingresos. Vale recordar que la actividad económica comenzó a desplomarse luego de un buen primer trimestre debido a la crisis cambiaria, que potenció los efectos de la sequía, la cual afectó a diversas regiones del país. Luego de la devaluación del tipo de cambio, diversas variables de la economía se vieron afectadas negativamente, como la inflación y el riesgo-país, entre otras.

Entre los sectores que finalizaron con una utilización de su capacidad mayor a la del nivel general se encuentran Industrias metálicas básicas (88%), Papel y Cartón (76,1%) y Productos del Tabaco (74,6%). En la teoría económica hay cierta creencia que cuando la utilización se encuentra cerca del 75% las firmas comienzan a pensar en invertir. Pero el magro contexto económico, sumado a las restricciones de liquidez y de las altas tasas de interés genera que esto sea un fenómeno poco probable. Más abajo se ubicaron Refinación del petróleo (73,2%), Minerales no metálicos (72,7%), Sustancias y productos químicos (70%) y Productos alimenticios y bebidas (63,5%). Por debajo del nivel general cerraron Edición e impresión (56,1%), Productos de caucho y plástico (51,6%), Metalmecánica excepto automotores (44,5%), Industria automotriz (44,4%) y productos textiles (43,9%).

En el último mes del año lo más probable es que se registre una nueva caída interanual en el indicador, en medio de un contexto recesivo. Si bien en diciembre hubo menores restricciones de liquidez, por un aumento estacional de la demanda de dinero, ante el pago de aguinaldo y necesidades de efectivo para vacaciones, entre otras cuestiones, la economía no va a recuperarse en el corto plazo. Lo más probable es que empiece a mostrar algunas señales de recuperación a medida que se acerquen las elecciones presidenciales, pero el PBI finalizará el año con una nueva caída.

Fuente: www.ambito.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>