La fuerza de la voluntad


Emprender significa regar con decisión una idea creadora para que supere el estado germinal y logra la madurez. Es la concreción del proyecto concebido inicialmente, que superó las etapas y desafíos que tuvo por delante. Los emprendimientos se sostienen y consolidan con el impulso de hacedores proactivos que buscan satisfacciones y recompensas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *