Tarifas irritantes


La eliminación de los subsidios que recibían los usuarios de los servicios públicos, para bajar el enorme gasto público, exasperan el ánimo de muchos ciudadanos que enfrentan la imposibilidad de hacer frente a los aumentos. Es un acto de razonabilidad perseguir objetivos macroeconómicos estables, siempre que el costo no alcance niveles insoportables para los sectores sociales de menores recursos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *