Sabor agridulce

El accidente de Sergio Denis, mientras actuaba en el emblemático Teatro Mercedes Sosa, generó un sabor amargo para quienes reconocen sus cualidades humanas y profesionales. La atención recibida en el Hospital Padilla durante algo mas de un mes, en el que permaneció internado, fue destacada y reconocida por uno de los hijos del apreciado cantante. Esta noble actitud deja un sabor dulce, en medio del dolor por lo ocurrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *