Estados alterados

San Miguel de Tucumán manifiesta abiertamente desorden, poca higiene y fractura social. Es un municipio donde conviven muchos actores, como en todas las ciudades, pero con un grado de indisciplina social que supera ampliamente a otros municipios del país. El desorden no es bueno pero genera acostumbramiento, con la consiguiente pérdida de calidad de vida y bienestar. Por eso es necesario identificar aquellos aspectos que son necesarios modificar, y ver quienes son los protagonistas de ese necesario cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *