Disidencias exacerbadas


Los acuerdos políticos no son comunes en los sistemas democráticos, a pesar que todos apuestan a la convivencia. Son difíciles de construir si los actores políticos y agrupaciones se mantienen inflexibles en sus ideas. Tener principios y defenderlos es necesario, pero si se lo hace de manera irreflexiva son un disvalor negativo para alcanzar la imprescindible coexistencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *