El poder se pone en juego


Quienes buscan la reelección del cargo público que ostentan tiene a su favor las iniciativas concretadas, las que terminan fortaleciendo su imagen frente a la sociedad, pero también al haber estado bajo el atento escrutinio de los medios de comunicación y de los ciudadanos se recuerdan las promesas no materializadas. Por eso una elección termina renovando la confianza en sus representantes o dando lugar a la alternancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *