Vida en la ciudad


Desde que el hombre decidió en la antigüedad vivir en asentamientos estables y crear ciudades los problemas se suceden cada tanto producto del desequilibrio y la falta de equidad, además, de los inconvenientes propios que se generan cuando un elevado número de ciudadanos conviven en espacios determinados. Solucionar los problemas y crear otros que también necesitarán solución pareciera ser el devenir ineludible de la humanidad. Ninguna ciudad pareciera que puede escapar de esta lógica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *