9 de julio de 1816


La «Gesta de la Independencia» nos permitió recordar nuevamente cómo hombres comunes que se encuentran frente a una encrucijada extraordinaria toman las decisiones épicas y se transforman en prohombres admirados por toda la sociedad y las generaciones futuras. Se transforman en eternos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *