Almas clementes


Muchas veces convivimos con ciudadanos que tienen actitudes o gestos concretos de misericordia y compasión hacia personas deben enfrentar adversidades, y sin embargo, no le damos el reconocimiento merecido. No fue la excepción en esta oportunidad en la que unos bondadosos ciudadanos dieron alojamiento y comida a las personas sin techo, ya que con las bajas temperaturas corrían riesgo sus vidas al tener que dormir a la intemperie. Esta situación lamentablemente se cobró algunas víctimas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *