Chile desplegará militares en sus fronteras para luchar contra el narcotráfico

Las Fuerzas Armadas chilenas podrán colaborar a partir de ahora con las instituciones policiales en el combate del narcotráfico, especialmente en las zonas fronterizas, tras un decreto firmado durante esta jornada por el presidente Sebastián Piñera.

El mandatario subrayó que el dictamen se firma «para aumentar la fuerza, la eficacia en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, enemigos implacables que no respetan a nada y a nadie».

Piñera explicó que la iniciativa permite delegar al ministro de Defensa, Alberto Espina, la responsabilidad de dirigir y controlar las operaciones de las FF.AA. en las fronteras.

«Nuestras Fuerzas Armadas son polivalentes, están preparadas para defender nuestra soberanía en tiempos de guerra, pero también para colaborar en tiempos de paz. Este decreto les permite aportar sus capacidades en la lucha contra el narcotráfico, el crimen organizado y para proteger mejor nuestras fronteras«, enfatizó el presidente.

Piñera explicó que el decreto limita las actividades de las Fuerzas Armadas «a lo que se relaciona con el narcotráfico y el crimen organizado» y no a otras tareas que se realizan en el perímetro territorial del país sudamericano.

Además, en el manifiesto se establece que la colaboración de las Fuerzas Armadas chilenas se dará básicamente en lo que se refiere a tareas de vigilancia, apoyo logístico, transporte y de tecnología para que, en conjunto con Carabineros de Chile «puedan ejercer un mejor control y dar más seguridad a nuestras fronteras».

«Esta colaboración va a estar acotada a ciertas funciones, en determinados lugares y por un determinado período de tiempo», añadió.

Al respecto, el ministro de Defensa, Alberto Espina, precisó que el mandatario «específicamente me ha solicitado que nosotros organicemos la forma de poder materializar esta colaboración en transporte, logística y medios electrónicos y comunicaciones, a eso se limita para tener a todo el Estado dentro de la ley luchando contra el narcotráfico».

Consultado sobre si el mandato del jefe de Estado implica que los efectivos militares puedan detener personas u tomar otras medidas, Espina respondió que «no hay ningún cambio respecto a la legislación actual en esa materia, la función de orden público es de Carabineros y (la Policía) de Investigaciones».

«La labor de las FF.AA. es resguardar la seguridad exterior del país y colaborar y poner a disposición de las autoridades policiales nuestra colaboración para ser más eficaz por los medios que disponemos, por todo lo que es la logística, la tecnología, los medios electrónicos», enfatizó Espina.

En tanto, el presidente Piñera señaló que el narcotráfico y el crimen organizado es un enemigo que hay que combatirlo sin tregua, sin cuartel, sin darle ninguna ventaja y utilizando todos los instrumentos que existan a disposición.

«Estoy convencido de que nuestras Fuerzas Armadas pueden hacer un enorme aporte para proteger mejor a nuestras fronteras, para evitar que por nuestras fronteras los narcotraficantes y el crimen organizado ingresen drogas que envenenan a nuestra juventud u organicen actos que destruyen muchas veces la paz y la seguridad de nuestros compatriotas», afirmó Piñera.

La frontera norte de Chile tiene innumerables pasos fronterizos que conectan con Perú y Bolivia, muchos de ellos irregulares, que es por donde se ingresa habitualmente la droga al país sudamericano.

Fuente: www.infobae.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *