Marcha de la bronca


La marcha en apoyo del presidente Mauricio Macri el sábado 24 de Agosto tuvo un aspecto inesperado: la magnitud. A tal punto que obligó al presidente a suspender su descanso de fin de semana y dirigirse de urgencia a Casa Rosada, prender las luces y salir al mítico balcón para saludar, acompañar y agradecer a los movilizados que coreaban su consigna «se puede». Fue un momento de carácter emotivo y emocional para el presidente, pero no adelanta nada sobre el próximo resultado electoral del 27 de Octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *