Empujado por la crisis


El presidente Mauricio Macri aprendió muchas lecciones durante su mandato al frente del Poder Ejecutivo, al que accedió en el año 2015. Mientras su mandato de cuatro años se apaga, entendió que las doctrinas económicas se pueden aplicar y sostener solo si no le generan un daño a la vida de los ciudadanos. Las violentas devaluaciones, que empobrecieron a la gran mayoría de los argentinos y beneficiaron a los exportadores, a los bancos, petroleras y empresas energéticas, ahora tienen un freno con el antipático pero necesario «cepo». Un salto a la heterodoxia económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *