Leve brisa

La decisión del gobierno de Mauricio Macri de postergar el pago de vencimientos a un sector de los acreedores, sin afectar la renta ni el capital, permite presumir que los nubarrones que soportaba la realidad económica de la Argentina se dispersaron y están a una mayor distancia. Esta medida se completó con la imposición de una restricción a la compra dólares por mes (Cepo). Pero lo peligros subsisten, aunque mas atenuados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *