Felipe Solá adelantó la política exterior de Alberto Fernández: “Hay que desideologizar las relaciones”

El próximo canciller de la Argentina del próximo gobierno, Felipe Solá, participó esta tarde del evento organizado por Americas Society / Council of the Americas (AS/COA), en asociación con la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), horas más tarde de que la administración de los Estados Unidos anunciara la suba de aranceles a las exportaciones de acero y aluminio.

Uno de las pocos integrantes del futuro gabinete que podría considerarse confirmado fue bastante claro respecto al rumbo que tomará la política exterior argentina. Primero, señaló que la Cancillería volverá a ser el Ministerio de Relaciones Exterior, Comercio Exterior y Culto, es decir, será la dependencia que se ocupará de todo lo relacionado con el comercio internacional argentino.

 Nuestra identidad, léase ideología, la tenemos. Pero nunca vamos a ponerla por delante, de manera de impedir la relación con el que piensa distinto (Solá)

Ese anuncio precedió a lo que muchos empresarios convocados en el hotel Alvear querían escuchar. “Nosotros no venimos a reinventar nada, somos cuatro años, un punto en la historia de la Argentina. No vamos a reinvertar nada y mucho menos lo haremos a través de la nostalgia”, en lo que fue la primera señal. Destacó que “el ritmo de las relaciones iniciales con el mundo estará dado por el ritmo de la negociación por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”.

Solá continuó desarrollando lo que será la línea y dijo que la Argentina “se relaciona con gobiernos de países, no con la zona de confort, no solo con los presidentes que somos amigos, sino con los países. Y que quede claro: antes que nada, tenemos obligaciones e intereses”.

Felipe Solá en el Council de las Américas
Felipe Solá en el Council de las Américas

Y acto seguido profundizó la idea al asegurar que en la administración de Alberto Fernández “la Argentina va a continuar en el Grupo de Lima, es allí donde debemos dar el debate de lo que pensamos. Tenemos que desideologizar las relaciones con el mundo. Esto es paradójico, desideologizar no quiere decir que uno pierda identidad. A veces la identidad se lleva como una mochila. Nuestra identidad, léase ideología, la tenemos. Pero nunca vamos a ponerla por delante, de manera de impedir la relación con el que piensa distinto”, sentenció.

Aranceles

Sin aviso previo el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que hace menos de un mes había hablado por teléfono con Fernández para anunciarle su apoyo en la relación con el Fondo Monetario Internacional, decidió eliminar unilateralmente el beneficio para la Argentina y romper un acuerdo que se cerró hace 18 meses e incrementar los aranceles.

“No sabemos cuál fue la razón de la decisión, podemos especular”, dijo Solá a los periodistas al finalizar su exposición. Aunque primero señaló que será el presidente electo quien le responda, ya que “aún no sabemos de cuánto van a ser los aranceles”. Luego enfatizó que las decisiones de este tipo que toma el presidente de los Estados Unidos “son sin previo aviso”.

Solá hizo referencia a que una posible razón sea a la relación de Brasil con China al señalar que «hay una empresa brasileña de capitales chinos» que juega fuerte en el mercado del acero y el aluminio.

“No hablamos con Brasil ni con los Estados Unidos. Hasta ahora sólo me comuniqué con las empresas damnificadas”, explicó.

El futuro canciller de Alberto Fernández no cree que la Unasur continúe en funcionamiento
El futuro canciller de Alberto Fernández no cree que la Unasur continúe en funcionamiento

A principios de 2018, el gobierno de los Estados Unidos que ya se había enfrascado en un pelea comercial con China, decide implementar aranceles de 25% y 10% sobre el acero y el aluminio con el fin de subir un escalón más en su disputa con el gigante asiático y uno de los principales proveedores del mundo. Por ese entonces, los gobiernos de Brasil y Argentina (junto a Australia, Corea del Sur y la Unión Europea) habían obtenido una excepción de parte de la administración Trump.

Más allá de la presencia de Felipe Solá, por el lado del gobierno entrante hubo dos ausencias de último momento: Sergio Massa José Ignacio de Mendiguren.

La agenda de expositores incluyó también al gobernador de la provincia de Neuquén (Vaca Muerta), Omar Gutiérrez; el ministro de Economía de la Nación, Hernán Lacunza, el senador por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Martín Lousteau; el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; el presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Jorge Luis di Fiori; el socio y jefe de SoftBank para el Cono Sur, Andy Freire; el presidente de SAP Latin America, Claudio Muruzabal; la directora ejecutiva del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), Julia Pomares; el vicepresidente de MercadoLibre, Sean Summers; y la presidenta y CEO de Americas Society/Council of the Americas, Susan Segal.

FUENTE: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *