Categorías
Entrevistas

La pedagogía de la sanción

Los buenos comportamientos en el tránsito se enseñan y se aprenden en el hogar o en la escuela, pero tal vez llegamos a la conclusión que en Tucumán estos dos agentes socializadores colapsaron, al juzgar la conducta de automovilistas, motociclistas, ciclistas y peatones. Pareciera que la única solución que queda es imponer sanciones más onerosas, para que los ciudadanos tomen conciencia de la importancia de cumplir con las normas de tránsito.


Los buenos comportamientos en el tránsito se enseñan y se aprenden en el hogar o en la escuela, pero tal vez llegamos a la conclusión que en Tucumán estos dos agentes socializadores colapsaron, al juzgar la conducta de automovilistas, motociclistas, ciclistas y peatones. Pareciera que la única solución que queda es imponer sanciones más onerosas, para que los ciudadanos tomen conciencia de la importancia de cumplir con las normas de tránsito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *