Superavit o déficit


El gobierno provincia otorgó generosos aumentos salariales a los empleados públicos (años 2018/2019), que tal vez fueron justos pero que tuvieron un fuerte impacto en las finanzas públicas, a tal punto que hay un incumplimiento del acuerdo alcanzado el año pasado, por problemas financieros, y que puso a los distintos gremios estatales en estado de alerta y movilización. La incógnita que sobrevuela es cómo superará esta situación el gobierno y si los problemas fiscales son pasajeros y serán una constante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *