Patrimonio Ambiental

Tucumán definitivamente fue bendecida por la misericordia al tener un patrimonio ambiental envidiable. Tener las «yungas», esos bosques de montaña, que se extienden desde los 600 a los más de 2000 mts. sobre el nivel del mar producen un beneficio incomparable. Permiten controlar el agua de las precipitaciones, alimentan las cuencas y sostienen una biodiversidad que sin ella se complicaría la habitabilidad de algunas regiones de la provincia. Cuidarlas, protegerlas y disfrutarlas es la mejor manera de expresarle la gratitud a este patrimonio. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *