Categorías
Entrevistas

Luis Cayatta

Es un tucumano que durante la pandemia sintió que no se podía quedar «con los brazos cruzados».

Es un tucumano que durante la pandemia sintió que no se podía quedar «con los brazos cruzados». Entonces con su fundación «Luchar por la Vida» que lleva 9 años de existencia comenzó a recolectar alimentos, ropa, agua, espirales y repelente para repartirlas en escuelas de Simoca y Concepción. Satisfecho con la repercusión que ha tenido hasta ahora invita a quienes quieran expresar su empatía por los tucumanos que están pasando por difíciles momentos, por el parate que generó la cuarentena, a que se acerquen a donar en los puntos de recolección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *