Monteros, casi vacío por el temor al contagio

Un notable impacto en el paisaje urbano y en la economía local provocó en los últimos días la confirmación en Monteros de dos casos positivos de covid-19. Y pese al hecho de que dieron negativos otros 19 hisopados que se practicaron a las personas que estuvieron en contacto estrecho con las mujeres infectadas (madre e hija de 79 y 50 años), no se extinguió el miedo al contagio que se instaló en la ciudad.

Algunos negocios cerraron sus puertas preventivamente y el movimiento de personas en el microcentro fue similar a los primeros días del inicio del aislamiento social y preventivo. Unos pocos vecinos salieron a la calle y lo hicieron solo por obligaciones impostergables. “El sábado a la noche las confiterías perdieron el brillo de otras jornadas y la mayoría se vio obligada a cerrar temprano nomás”, contó el vecino Alberto Juárez. “Para todos es un golpe duro porque fue bastante el tiempo que permanecimos encerrados, cuidándonos del virus. Y cuando pensábamos que el peligro ya había pasado y que todo volvía a la normalidad, irrumpen los casos de estas mujeres que llegaron desde Buenos Aires”, se lamentó el hombre.

Sin visitantes

El temor también alcanzó a pobladores de otras comunidades del sur que evitaron viajar a Monteros. E incluso en esas zona, según se reveló, se prohibió el acceso a personas del municipio de las personas infectadas. “Las ventas se vinieron abajo porque la gente en lo posible se cuidó de no salir a las calles. Amén de que algunos comerciantes decidieron cerrar sus locales a fin de cuidar su salud y la de los empleados, los proveedores y personas de otros pueblos también se abstuvieron de venir aquí”, comentó Aldo Mansilla, presidente de la Unión Comercial e Industrial de Monteros (UCIM).

“Algunos negocios quedaron desabastecidos y otros están en camino de llegar a ese extremo porque nadie quiere entrar a dejar las provisiones. Es lamentable también que la gente de aquí que tiene que entregar trabajos en otras ciudades, no lo pueda hacer porque no les permiten el ingreso al ser de una ciudad con coronavirus”, expuso el dirigente. “Pienso que las cosas van a ir cambiando en la medida que no se confirmen nuevos positivos. Por ahora nos tranquiliza que los primeros hisopados dieron negativo”, celebró.

Ayer, el intendente Francisco Serra informó que en el Complejo Deportivo Municipal de Monteros permanecen aisladas 25 personas que estuvieron en contacto directo e indirecto con las mujeres contagiadas con la covid-19. Todas están sometidas a un seguimiento epidemiológico, según dijo, de acuerdo al protocolo que impone el Siprosa.

El jefe comunal, en la mañana, participó en la capital de una reunión con el gobernador, Juan Manzur, y la ministra de Salud, Rossana Chahla. Se evaluó la situación epidemiológica de su municipio. El primer mandatario y la titular de Salud defendieron la labor sanitaria y preventiva que se desplegó en Monteros ante la confirmación de los dos casos de coronavirus.

“Estamos redoblando los esfuerzos con el Ministerio de Salud, aumentando los controles en los accesos a personas que indefectiblemente vienen de lugares donde hay circulación viral. Quiero destacar la forma que se actuó en Monteros, el criterio sanitario que se empleó, el bloqueo de foco y de qué manera el intendente con todo su equipo ayudaron”, dijo Manzur. Y advirtió: “esto es lo que pasará en otros municipios y comunas, porque estamos e una pandemia y Tucumán no es una isla, vamos a tener casos. Lo importante es detectarlos a tiempo y hacer todo lo que corresponde”.

La ministra Chahla, por su parte, explicó sobre los casos de aislamiento domiciliario que cumplen algunas personas, como las dos infectadas de la ciudad sureña. “Se puede estar aislado en la casa, sobre todo en casos en los que son adultos mayores, tienen una discapacidad, son pacientes oncológicos o han tenido cirugías. Hay muchos de esos pacientes a quienes -explicó- estamos haciendo el seguimiento epidemiológico, que pueden darnos positivos”.

Chahla precisó que de suceder esto “inmediatamente nos contactamos con el municipio o el delegado comunal, porque es la manera más efectiva de poder controlar ese aislamiento que es domiciliario”, señaló.

Serra finalmente valoró el trabajo que desplegó el Comité de Crisis Municipal , que él preside y que está integrado por médicos del sector público y privado. Esta organización “ha permitido que este caso se resuelva de la mejor forma posible con el Ministerio de Salud de la provincia”, apuntó.

Fuente:lagaceta.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *