Categorías
Noticias

Autos 0km. La maniobra financiera que impulsó el primer crecimiento en ventas en dos años

Mientras muchos rubros quedaron hundidos por el impacto de la pandemia de coronavirus, la venta de autos 0km vivió en junio su pequeño brote verde en cuarentena . El sector tuvo un mes de crecimiento (2,3% en la cantidad de pantentamientos) por primera vez en dos años, impulsado por los resquicios y las maniobras financieras derivadas del cepo y la brecha cambiaria, dos factores que ahora amenazan con ahogar esa recuperación, por el freno a la importación que redujo el stock de vehículos nuevos en el país.

Son distorsiones a las que el consumidor argentino ya está acostumbrado. A comienzos de mes, con el dólar mayorista en $68,72 y el blue en $124, se aceleraron las oportunidades, aprovechadas tanto por las concesionarias como por quienes tenían algunos ahorros en dólares y podían abaratar el precio final de su vehículo en pesos apostando al rulo automotor.

Mientras los vendedores de vehículos podían importar sus autos al dólar oficial, en una dinámica luego ajustada por el Banco Central, el precio de venta es en pesos. En un contexto de dos años de caída, muchas terminales y concesionarias aplicaban bonificaciones y descuentos para intentar seducir a sus clientes.

Por su parte, los compradores que ya tenían dólares atesorados podían recurrir a las cotizaciones del dólar libre para aprovechar esa brecha cambiaria y conseguir más pesos. La operación, que terminaba haciendo aún más bajo el valor en dólares de los 0km, no estaba exenta de riesgos: el dólar blue es un mercado ilegal que deja pesos «en negro» a ojos de la AFIP, que monitorea los volúmenes de consumo y las operaciones de grandes montos, como la compra de un automóvil.

Algunas concesionarias, incluso, llegaron a promocionar este mecanismo, indicando que tomaban el dólar a $120 para la venta de algunos vehículos de media y alta gama, fabricados en el exterior. Las ventas, que habían despertado tibiamente desde comienzos de mayo, se aceleraron desde mediados de ese mes, mientras los locales volvían a recibir clientes en sus salones y se dilataba la brecha cambiaria.

En el sector, sin embargo, advierten que el repunte en las últimas semanas podría debilitarse en las próximas semanas. «El mes pasado podríamos haber vendido el doble, pero no pudimos porque no tenemos autos», sintetiza en diálogo con LA NACION el titular de un concesionario porteño, en referencia a la baja del stock de 0km. Producto de las restricciones al acceso al dólar oficial que profundizó el Banco Central a fines del mes pasado, se limitaron las importaciones de autos y la habilitación de nuevas compras.

En ese escenario, las concesionarias deben limitar sus ventas, ante el riesgo de no poder reponer su volumen de vehículos. A su vez, eso implicó que se recortaran las bonificaciones y descuentos habituales en los últimos meses. «Todo eso se achicó porque el riesgo es descapitalizarse, y los precios van a empezar a subir. De todas maneras, con el dólar paralelo firme en $125, compradores hay. Lo que faltan son autos», dice el ejecutivo.

Más ventas

Así, el total de pantentamientos de autos 0km llegó en junio a 36.991 unidades, y marcó un alza interanual del 2,3%. Fue, según confirmó ayer Acara, el primer registro positivo en más de dos años para un sector que se desplomó un 42,7% en 2019.

De todas maneras, los valores se ubican lejos de los picos registrados por el sector. El total de ventas de junio de 2020 se ubica un 22% por debajo del promedio de pantentamientos de 0km para ese mes en los últimos 15 años.

Las oportunidades se mantuvieron a lo largo de junio, aunque la conveniencia se achicó por la baja en la brecha. El combo de mayores restricciones al dólar libre y el acceso a dólares para importadores por parte del Banco Central, sumado a la lenta pero persistente suba del tipo de cambio redujeron a menos del 50% la distancia entre tipos de cambio . Al cierre de este mes, el mayorista quedó en $70,46, mientras que el blue se ubicó en $126.

La flexibilización de la cuarentena en el interior del país, en las provincias que poco a poco intentan dejar atrás la fase más crítica de los contagios de coronavirus, fue otro de los factores que impulsó el dinamismo del sector.

Así lo reflejan los datos de Acara, que muetrasn que mientras que en la provincia de Buenos Aires los patentamientos cayeron un 4,4% en junio, hubo repuntes en Córdoba (15,5%), Santa Fe (23,9%), Mendoza (14,7%), Tucumán (5,8%) y Entre Ríos (15,2%), que se ubican del puesto 3 al 7 entre los distritos con mayor volumen de ventas de 0km en el país.

El acumulado del año, sin embargo, refleja otra profunda caída. Según los datos de Acara, en el primer semestre del año se vendieron 153.099 vehículos 0km, con una baja interanual del 38,7%.

Fuente: La Nación


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *