Categorías
Noticias

Cacerolazo de vecinos del country donde Báez cumplirá prisión domiciliaria

«Con las miles de propiedades que tiene, Lázaro Báez viene a parar a Ayres? ¡Estoy indignada!», se quejaba una vecina del exclusivo barrio privado de Pilar, que entró en convulsión cuando se conoció que el empresario patagónico lo eligió para cumplir su prisión preventiva.

La noticia de la excarcelación del empresario Lázaro Baéz, previo pago de una fianza de 632,5 millones de pesos, generó que muchos vecinos de Ayres, alrededor de las 19 hs, se acercaran a la entrada del barrio, con cacerolas, para manifestar su disconformidad.

«Para colmo estamos todos adentro, nadie puede salir del barrio, y a él lo sacan de la cárcel y lo traen acá. Es un espanto. Los vecinos estamos revolucionados y tenemos miedo», continuó la mujer, quien prefirió no identificarse ni privarse de señalar a otros dos vecinos ilustres del barrio: Federico de Achával -intendente de Pilar e hijo del empresario homónimo, socio de Cristóbal López – y Ernesto Clarens -el financista de los Kirchner-.

La casa en donde se instalará Báez está a nombre de Badial S.A. y, según indicó la vecina de Ayres -ubicado en el kilómetro 43,5 de Panamericana, ramal Pilar-, hay tres propiedades en el barrio que pertenecen a la misma sociedad.

«En total, al mes de febrero, la sociedad acumulaba una morosidad de expensas que rondaba el millón de pesos y ahora pasó a legales», afirmó la mujer.

En el mes de febrero, la sociedad anónima detrás de la cual se esconde Baéz, tenia una deuda de expensas de casi un millón de pesos, por las tres propiedades de Ayres

Los lotes a nombre de Badial S.A son el K01, el R33 y el N37. A este último se dirigiría Báez, donde tiene una casa de unos 250 metros cuadrados. «La casa es modesta. Hace tiempo sabemos que es suya, pero estaba abandonada y vacía. En los últimos días, se la acondicionó y se le puso luz», aseguró la vecina.

Una de las primeras mujeres que llegó al cacerolazo, que vive en Ayres hace 5 años, contó: «Si Báez logra entrar, los vecinos le vamos a hacer la vida imposible para que se vaya porque él no debería poder moverse de jurisdicción, en cuarentena».

La mujer dijo que, entre los vecinos, planean elevar una queja al municipio de Pilar: «No creo que nos lleven el apunte, porque el intendente vive acá, pero, al menos, intentaremos escracharlo y que entienda que no será bien recibido. Ni acá ni en ningún lado».

Otra vecina del barrio fundó su indignación en la ruptura del protocolo de aislamiento por el coronavirus: «Desde que empezó la cuarentena que no dejan entrar a nadie, ni a las visitas frecuentes, y ahora lo traen a Báez, es insólito».

«Si entra es porque alguien se lo facilitó, no sabemos quién. En términos legales no puede hacerlo; el barrio está cerrado y no puede ingresar nadie que no resida acá», agregó otra mujer, también presente en el cacerolazo.

En medio de la manifestación, arribó un camión blindado de Prosegur. Los vecinos se abalanzaron, de inmediato, para impedir que avance, bajo la sospecha de que podría estar transportando a Báez. Una vecina desestimó, rápidamente, dicha hipótesis: «Algunos dicen que podría estar metido en el camión, pero la realidad es que vienen todas las semanas a reponer dinero en el cajero automático del club».

Sobre la base de la información que circula entre vecinos, Báez llegaría al barrio privado a la madrugada. «Ahora están todos en la puerta, pero cuando llegue no va a haber nadie, ni tampoco van a hacer nada. El intendente tiene un peso increíble. Todos tienen miedo», dijo la última vecina.Por: Inés Beato Vassolo

www.lanacion.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *